Mayor rigor vs movilidad para evitar se prolongue el cierre

CD. JUÁREZ.- Propietarios de bares y centros de diversión exigen a los gobiernos municipales y estatales que frenen la venta de cerveza y licor en tiendas de autoservicio y de barriada, además de evitar la realización de fiestas y reuniones en domicilios particulares para contribuir a que se modifique el semáforo sanitario, para permitir que los negocios establecidos vuelvan a abrir sus puertas. Esta semana se modificará para otras partes del estado, pero les dijeron que para Juárez no.

Arturo Salgado, presidente de la Asociación del ramo, dijo que sostuvieron este miércoles en la capital del estado una reunión con las autoridades de Gobernación para exigir que les permitan regresar a la actividad, mientras que en las afueras del Palacio de Gobierno se manifestaban empleados y propietarios de negocios que quieren regresar a trabajar.

El dirigente dijo que la zona Centro tiene una actividad inusitada en relación con las medidas restrictivas que aún deben estar en vigor al estar nuestra ciudad en código rojo. Muchos negocios no esenciales se mantienen en activo y en las tiendas de autoservicio y las de abarrotes se vende de manera indiscriminada bebidas embriagantes, aunque en botella cerrada.

Además, durante la emergencia relacionada con la pandemia del Covid-19, se han multiplicado las fiestas en domicilios particulares, sin que ninguna autoridad les ponga freno.

Comentó que en el primer cuadro de la ciudad es mucha la gente que circula por ahí o se ubica en lugares públicos como la Plaza de Armas y ello aumenta las posibilidades de contagio, porque también hay personas que no utilizan los cubrebocas ni aplican otras medidas preventivas.

Mientras continúe el relajamiento entre la población, que ha crecido con el regreso de la actividad a la industria automotriz en el sector maquilador, el semáforo no va a cambiar, dijo, “nuestros negocios van a continuar cerrados”, recalcó.

Añadió que este miércoles, en la reunión sostenida en la capital el estado, se les dijo que va a haber cambios, pero no en Ciudad Juárez.

Salgado dijo que aparte de la presión que ejercen ante las autoridades estatales, van a hacer lo mismo con las municipales, que son las encargadas de aplicar medidas que permitan que no se realicen fiestas en domicilios particulares.

“En las tiendas, inclusive las de barriada, se está haciendo el gran negocio mientras que en nuestros negocios no se recibe un solo peso desde hace más de dos meses, lo que no sólo afecta a los patrones, también a los cientos de trabajadores que de manera directa o indirecta dependen de la actividad”, enfatizó.

Tomado de elheraldodechihuahua.com.mx

You might be interested in

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *