López Obrador responde a las mofas de Aznar por su petición de perdón por los excesos de la Conquista

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha respondido este viernes al expresidente español José María Aznar, que se mofó de él por su reiterada solicitud de que España pida perdón por los excesos que se produjeron durante la Conquista de América contra la población originaria.

“Paz y Amor”, han sido las palabras del mandatario mexicano este viernes durante su conferencia matutina, en la que ha asegurado que las palabras de Aznar no le afectan.

Aznar, que gobernó España entre 1996 y 2004, se burló el jueves del mandatario mexicano por la petición de disculpa. “Ahora dice usted que España tiene que pedir perdón. Y, ¿usted cómo se llama? ‘Yo me llamo Andrés Manuel López Obrador’. Andrés por parte de los aztecas. Manuel por parte de los mayas. López, qué es eso, vamos. Y Obrador de Santander”, ironizó durante la convención nacional del conservador Partido Popular (PP).

El pasado lunes 27 de septiembre, en el marco de los festejos por los 200 años de independencia de México, López Obrador reiteró su solicitud a España de pedir perdón a los pueblos originarios por los agravios cometidos.

“Nos declaramos partidarios de la paz, de la soberanía y del amor. Aunque no olvidamos, sostenemos que es el tiempo del perdón y del respeto mutuo“, dijo el mandatario en un discurso en el que destacó la “humildad” del papa Francisco por enviar una misiva reconociendo los “errores cometidos en el pasado”.

Ya en marzo de 2019, López Obrador informó que había enviado una carta dirigida al rey Felipe VI, en la que le instaba a pedir disculpas por las “matanzas” e “imposiciones” perpetradas durante la Conquista.

Contundente respuesta de Morena

Las declaraciones de Aznar han sido contestadas de una manera más dura por el partido de López Obrador, Movimiento de Regeneración Nacional (Morena). En un comunicado, la formación ha mostrado su “repudio tajante” a las palabras de Aznar porque “ofenden abiertamente la historia” de México “y la dignidad y memoria de los pueblos originarios de México y el mundo”.

En el texto tacha al Partido Popular, al que pertenece Aznar, de “fuerza política vinculada al franquismo”. “No nos sorprende que un instigador bélico niegue el genocidio indígena en nuestro continente y haga apología de la evangelización católica”, continua el documento, que señala que la postura del expresidente contradice al propio papa Francisco y al exmonarca español Juan Carlos I, que ya reconoció “los arbitrios cometidos en el pasado contra el pueblo sefardí”.

Además, Morena sostiene que “rechaza contundentemente su insistente injerencia en los asuntos internos de México“, tanto por parte del expresidente como de “su personero Santiago Abascal”, el líder de la formación de ultraderecha Vox.

“Negar la historia no la borra”, afirma el comunicado, que concluye diciendo: “Las culturas milenarias de nuestros pueblos que sus antepasados políticos intentaron desaparecer, siguen vivas y son enaltecidas por la transformación de México”.

Estas no han sido las únicas respuestas que han trascendido. La Jefa de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, también militante de Morena, se ha referido también a la polémica: “Es la diferencia entre un gobernante humanista con visión y un racista”.

You might be interested in

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *