La pandemia: Alerta, alerta, ante esa Tragedia Humana.

Alertarnos no significa entrar en pánico, sino informarnos.
La Humanidad. El mundo todo y las mismas naciones están abrumados, sufriendo el acoso de un bicho, pero no cualquiera, pues amenaza lo más preciado y esencial para nosotros: la salud. Y en una situación critica, arrebatándonos la vida. Al afectar nuestra respiración vital.
Qué más amenazante puede ser un virus. Es por ello muy peligroso, más aun por su invisibilidad y alta gama de transmisiones e infecciones, que produce en los cuerpos humanos.
Esta emergencia mundial, ha venido generando creciente sentimientos de miedo, pánico, angustia y produciendo una sensación de desolación y desesperanza.
Solo para poner en contexto esa emergencia sanitaria, veamos su virulencia, mediante la información estadística, de los fríos números:
Todos sabemos que se inicio en China, presentando su rostro, en pequeños brotes . Luego expandiéndose mediante personas infectadas a los primeros miles, en el mes diciembre del 19. Esos casos se empezaron a exportar al mundo.
Ya en el 6 de marzo, habían 100 mil. El 36 de marzo 390 mil y el 2 de abril 1 millon. En solo un Mes aumentó 900 mil nuevos casos.
En casos nuevos reportados a diario: el 31 de enero, había más de 1,700. El 29 de febrero más de 1900. El 18 de marzo más de 11 mil. El 31 de marzo, más de 75 mil y el 2 de abril, más de 80 mil. El crecimiento de casos es vertiginoso.
El epicentro inicial, fue China. Luego el día 19 de marzo fue Italia, ahora es EEUU.
El porcentaje de mortalidad sobre casos confirmados, es en promedio del 5% a nivel mundial, pero varia en cada nación, en función de la eficiencia de sus sistemas de salud nacionales.
Los epidemiologos mundiales, generalmente coinciden, que ante ese fenómeno, se deben establecer rápidamente medidas preventivas, como las aplicadas en China, que si funcionó.
Pero que en el resto del mundo han tardado mucho en implementarlas y al no haber ordenando estrategias de contención, llevo a expandir los casos de infecciones, como se visibilizo en Italia, España y EEUU; en los cuales solo implementaron el aislamiento de casos sospechosos y haber establecido cuarentenas tardíamente, encaminadas a disminuir los contactos sociales.
El caso de China lo demuestra, en cuya nación se implementaron medidas casi militarizadas, dado sus aspectos culturales y políticos de autoritarismo, determinaron y pusieron en encierro a su población y los resultados fueron que la expansión de la epidemia se ha frenado, en dicha nación.
Eso deja una enseñanza, para tomarse en cuenta, pero que no facilmente en otros países y lugares, siquiera se Contemplaría, por priorizar razones económicas sobre las de salud publica; ni se aceptaría, hasta que fuesen forzados cuando les estalló en pleno rostro de su sociedad.
Y de ahí a la tragedia social de algunas naciones, con miles de muertes, que pudieron haberse evitado o disminuido significativamente.
La responsabilidad es de todos, pero más de las autoridades internacionales y nacionales, que para eso están; para evitarlo o minimizar sus efectos al máximo, con protocolos y políticas publicas, adecuadas al tamaño de la emergencia, que se convirtió, lamentablemente, en eso que ya esta en boca de todos, la realidad nefasta, a la que llaman pandemia.

Y #ChihuahuaCapital ante la #pandemia por el #Covid19
Actualizacion al 3 de abril: 11 casos confirmados en el estado

Por #adolfocarrilloaguirre

You might be interested in

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *