La Cámara de Diputados aprobó en lo general la Ley de Revocación de Mandato

El pleno de la Cámara de Diputados aprobó, en lo general, la minuta que expide la Ley Federal de Revocación de Mandato, promovida por el presidente Andrés Manuel López Obrador. El proyecto, que apenas ayer fue recibido en San Lázaro tras su aprobación en el Senado de la República, recibió 491 votos a favor, uno en contra y una abstención.

Para que el resultado de la revocación de mandato sea vinculante, deben participar al menos el 40% de los inscritos en el padrón electoral, hasta hoy, unos 36.4 millones. Para que se inicie el proceso, al menos un 3% del padrón electoral -unos 2.7 millones de habitantes- deben solicitarlo en, como mínimo, 17 entidades federativas de las 32 que componen el país.

El diputado de Morena, Jaime Humberto Pérez Bernabe, mencionó que con la aprobación de esta ley, “complementaríamos la reforma constitucional en esa materia y sentaríamos las bases para que, si así lo decide el pueblo de México, se inicie un proceso que corresponde respecto a la revocación del mandato del Presidente de la República”.

 

El diputado Marco Humberto Aguilar Coronado (PAN) dijo que es obligación sacar adelante este instrumento jurídico para dar definiciones a la participación ciudadana; por ello, “votaremos a favor, porque es una responsabilidad que tenemos como legisladores y para que las cosas se hagan de mejor manera, aunque estaremos listos para discutir en lo particular varias reservas para que el Presidente”.

Del PRI, el diputado Pablo Guillermo Angulo Briceño indicó que votarán a favor en lo general, pero advirtió que la minuta del Senado tiene múltiples contradicciones que suponen un posible uso político de esta figura, alejándose del propósito de dotar a los ciudadanos del derecho de revocar a su representante para convertirlo en un ejercicio de mera ratificación del mandato.

Eunice Monzón García, diputada del PVEM, expresó que el no tener una legislación como la que hoy se discute, es un obstáculo para garantizar a las y los mexicanos el ejercicio real y efectivo de su derecho político de revocar el mandato del Presidente de la República por pérdida de confianza, específicamente para el periodo 2018-2024.

You might be interested in

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *