Fortalece Chihuahua su estrategia contra COVID-19 con nuevo decreto y Cruzada de Responsabilidad Social

El Gobierno del Estado informó las acciones de la Cruzada de Responsabilidad Social y el nuevo Acuerdo que amplía las medidas y restricciones de seguridad sanitaria, que serán acatadas por los sectores público, social y privado en la entidad frente a la pandemia de COVID-19, y agrega sanciones administrativas para quienes las incumplan.

El Acuerdo presentado por el gobernador Javier Corral, fortalece la estrategia y los lineamientos de reapertura y continuidad de las actividades sociales, educativas y económicas, y establece un nuevo sistema de evaluación y control que suma seis indicadores más a los cuatro que originalmente se consideraron para medir el impacto de la pandemia en el esquema de semáforo.

El mandatario destacó que ante la situación actual en la que prevalecen los contagios como resultado del aumento de la movilidad, se requiere mayor responsabilidad y disciplina por parte de todos.

Hizo un llamado a las y los ciudadanos a convertirse en vigilantes en los espacios públicos para que nadie deje de usar el cubrebocas y se refuercen todas las medidas sanitarias, como la sana distancia.

Los exgobernadores Fernando Baeza Meléndez, Francisco Barrio Terrazas, Patricio Martínez García y José Reyes Baeza Terrazas, acompañaron y respaldaron al mandatario estatal en la presentación del decreto “Unidad, Solidaridad y Disciplina: La Nueva Realidad”, que se transmitió desde el Museo Casa Chihuahua, con enlace vía Zoom para alcaldesas y alcaldes de todo el estado.

Cada uno participó con discursos de apoyo a la estrategia y compartieron la lectura de un posicionamiento conjunto en el que demandaron mayor apoyo de las autoridades municipales en la aplicación, vigilancia y sanción de las medidas del Acuerdo, y pidieron al Congreso del Estado el inicio de un proceso legislativo para la adecuación del marco normativo de Chihuahua, a la nueva realidad generada por el virus Sars-CoV2.

Entre los ajustes al sistema de semáforo que implican mayores restricciones, se encuentran el cierre de restaurantes a las 22:30 horas y la limitación de 10 personas en eventos privados o en reuniones en domicilios, con límite de horario hasta las 22:00 horas entre semana y hasta las 23:00 horas viernes y sábado.

También se presentaron ajustes de apertura en la fase actual de semáforo naranja, como la autorización a tiendas de centros comerciales para operar con aforo de 25 por ciento.

“Hoy debemos de pensar en este desafío no como un sacrificio, sino como una oportunidad de salvaguardar la salud y la vida del otro, porque extremar medidas para mí es extremar medidas para nuestra familia. Entendámoslo como un acto de amor al prójimo, de empatía con el otro, de amor propio”, expresó el gobernador.

“Se lo debemos a quienes han perdido la vida, a sus familias y a las miles de personas que no tienen posibilidad de quedarse en casa”, agregó.

La estrategia integral detalla los objetivos para ampliar la capacidad de diagnóstico y detección del virus Sars-CoV2, mejorar el seguimiento y vigilancia de la epidemia así como la atención médica, además de construir un nuevo modelo que permita captar, procesar y difundir información con mayor oportunidad y confiabilidad.

El plan especifica las acciones de los sectores productivo, educativo, religioso y social, además del sector gubernamental, con un énfasis especial al nivel municipal, por lo que el gobernador Javier Corral hizo un llamado a la acción en particular a los alcaldes y alcaldesas.

Los pormenores del decreto y la estrategia aprobada previamente por el Consejo Estatal de Salud, fueron presentados por el coordinador ejecutivo de Gabinete, Jesús Mesta Fitzmaurice y el secretario de Salud, Eduardo Fernández Herrera.

Javier Corral enfatizó que el gran objetivo es la aplicación de más pruebas moleculares de manera estratégica, para tener una detección más amplia y oportuna de los contagios y su línea de contacto, para ofrecer mejor atención médica y evitar el mayor número de defunciones.

Afirmó que el Gobierno del Estado seguirá trabajando en lo que corresponda para aminorar el impacto de la epidemia, pero falta que cada persona se pregunte a sí misma qué hará por los demás ante este reto monumental.

Invitó a la sociedad a que ante el coronavirus, se transforme la solidaridad en pandemia para que tenga un efecto propagador, donde la disciplina y el apoyo a los demás, se contagie como el antídoto ideal para superar este reto.

El titular del Ejecutivo subrayó que el manejo que su administración ha hecho con la pandemia ha sido reconocido a nivel nacional y de acuerdo con los indicadores, se mantiene un comportamiento estable al ser la entidad con el menor número de casos activos, aunque estos no son elementos suficientes que permitan cambiar de estatus en el semáforo epidemiológico.

Por ello, llamó a la reflexión para tomar conciencia de que las personas infectadas y las fallecidas, no son solo una estadística a la que se debe acostumbrar, pues significa que en muchas familias hace falta un integrante.

Indicó que el sacrificio hecho por la ciudadanía y el gobierno, de resguardo y mantener la sana distancia, no valdrá la pena si se continúa relajando las medidas y no se toma conciencia sobre la importancia de mantener los protocolos para evitar la propagación del virus.

Javier Corral añadió que en su gobierno están conscientes de que no se puede volver al confinamiento y suspender las actividades laborales como se hizo por más de 2 meses, porque se mermaría más la economía, pero eso implica una enorme responsabilidad de cada quien y se requiere de ciudadanos con altura de miras, con disciplina y sobre todo, de los liderazgos sociales y gremiales.

Consideró que el desafío es cuidarse poniendo en marcha simples acciones que hacen la diferencia, donde la higiene personal es la mejor estrategia para combatir al COVID-19, al lavarse las manos constantemente con agua y jabón, usar gel antibacterial, evitar tocarse ojos nariz y boca, mantener distanciamiento social de al menos 1.5 metro de distancia y usar cubrebocas al salir a la calle y en espacios públicos concurridos.

Subrayó que solo el uso permanente del cubrebocas por el 90 por ciento de la población que sale de casa, el número de contagios disminuiría hasta en un 60 por ciento.

Mesta Fitzmaurice explicó que este nuevo decreto parte de la premisa de que nunca se podrá ser más permisivo, pero sí más restrictivo en comparación con las disposiciones del semáforo implementado por el Gobierno Federal.

Dio a conocer que en el caso del sector industrial esencial se mantiene prácticamente con las mismas disposiciones; en el caso de las nuevas esenciales que incluye a las empresas manufactureras del rubro automotriz y aeroespacial, incrementa el empleo de su plantilla laboral del 50 al 60 por ciento, con base en el registro que tiene ante el Instituto Mexicano del Seguro Social.

En el ramo de servicios terapéuticos permanece la apertura del 100 por ciento con sanitización previa y posterior a las citas y sin gente en las salas de espera. Las bibliotecas estarán abiertas solo para el préstamo de libros y material.

En el caso de las tiendas de autoservicio el aforo será de acuerdo con su extensión o dimensión específica y a las industrias no esenciales se les permitirá un aforo del 30 por ciento.

En hoteles se mantiene el aforo del 30%, en restaurantes del 50% con los espacios para juegos infantiles cerrados, así como la prohibición de eventos. En el interior no podrá haber mesas ocupadas con más de seis personas y se deberá mantener la distancia de tres metros alrededor de cada mesa.

Además, el horario de cierre será a las 22:30 horas y en el caso de los restaurantes con servicio de bufete será solo entrega a domicilio o para llevar. Se mantendrán cerrados salones de eventos, bares, centros nocturnos y casinos.

Los spas y las estéticas mantendrán la apertura al 50% con las debidas medidas de sanitización, los comercios y locales ambulantes fijos y semifijos tendrán horario de las 11:00 a las 17:00 horas y los fines de semana de las 10:00 a las 18:00 horas.

Mesta agregó que el rubro de los centros comerciales que tienen tiendas en su interior, podrán tener un aforo del 25% y el control para entrada y salida deberá realizarse por una sola puerta, misma medida aplica para las zonas de comida que hay dentro, referente a la separación de mesas.

Respecto a los museos, teatros, espectáculos deportivos y culturales, permanecen suspendidos, al igual que las asambleas, celebraciones masivas y los cines. En cuanto a las iglesias o centros de culto, se permitirá únicamente que se atienda a citas personalizadas o individuales, con los debidos protocolos de sanitarios.

En el caso de los parques, las zonas ecoturísticas y centros deportivos abiertos, siguen con restricciones en horarios de las de 6:00 a las 20:00 horas entre semana y de 6:00 a 21:00 horas los fines de semana.

Además, el rubro específico de eventos privados y reuniones familiares, aunque sean cerrados se permitirá un aforo no mayor a 10 personas con restricción de horario de domingo a jueves a las 22:00 horas y viernes y sábado a las 23:00 horas.

El secretario de Salud, Eduardo Fernández, expuso que esta nueva estrategia va orientada a buscar una mayor participación de la comunidad en las acciones que como Estado han sido tomadas.

Explicó que se tomaron en cuenta siete objetivos, para mejorar la capacidad de diagnóstico y detección de casos de COVID-19.

Como parte de los objetivos, se prevé contar con un conocimiento más preciso del nivel de transmisión del virus; aumentar la capacidad de detección de casos sospechosos e inmunes mediante la aplicación de pruebas serológicas, tener un inventario confiable y actualizado.

Otra de las líneas es identificar los posibles casos positivos mediante la Plataforma de Salud Digital Chihuahua y del call center, tener un protocolo para identificar a los sospechosos que acuden a consulta a hospitales y unidades de primer nivel y ameriten toma de muestra por los síntomas que puedan presentar.

Además, considera establecer una brigada de personal para detectar casos sospechosos en zonas vulnerables de Chihuahua y Juárez, y detectar y dar seguimiento a los casos positivos o sospechosos que puedan ingresar a territorio estatal, mediante la reinstalación de filtros sanitarios.

El aspecto de la semaforización considera diez puntos clave, que dictarán las medidas a seguir, donde incluye la ocupación de camas para pacientes COVID-19, la ocupación de camas de terapia intensiva, el promedio semanal de capacidad de pruebas diarias y el de casos nuevos.

Además de la tasa de transmisión, la comparación de enfermedades respiratorias y neumonías 2019-2020, el promedio semanal de pruebas diarias realizadas, el porcentaje de pruebas positivas y el promedio semanal de defunciones debido a la pandemia.

Con la entrada en vigor del nuevo instrumento y hasta en tanto se emitan las disposiciones correspondientes respecto de la etapa en que se encuentra la entidad, es aplicable la etapa del semáforo en color naranja para todo el estado de Chihuahua. Con la nueva emisión, se abroga el Acuerdo 083/2020 publicado el día 30 de mayo de 2020 en el Periódico Oficial del Estado.

You might be interested in

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *