El presidente de Chile descarta renunciar pese al rechazo popular y masivas protestas

SANTIAGO — El presidente de Chile, Sebastián Piñera, afirmó que no renunciará a su cargo, a pesar de su baja aprobación ciudadana y una acusación constitucional que se está armando en su contra, dijo en entrevista con la cadena BBC.

“Por supuesto que voy a llegar al fin de mi Gobierno, fui elegido democráticamente por una enorme mayoría de chilenos y tengo un deber y compromiso con esos que me eligieron y con todos los chilenos”, explicó el mandatario.

Además, se refirió a otra de las demandas ciudadanas surgida durante las semanas de protesta: el cambio de la Constitución, abriéndose por primera vez a la posibilidad de reformarla, “después de restaurar el orden público y poner en marcha la agenda social, no termina el debate y vendrá una segunda etapa en que estamos dispuestos a conversarlo todo, incluyendo una reforma a la Constitución”.

La violencia en protestas “no tiene perdón de Dios”

Asimismo, Piñera condenó la violencia registrada durante las últimas semanas de manifestaciones en el país y anunció un programa de apoyo a las pequeñas y medianas empresas (pymes) afectadas por las manifestaciones.

El Gobierno estima que las manifestaciones han afectado a 6.800 emprendimientos y por ello Piñera anunció un programa llamado Levantemos tu Pyme, que consistirá en distintas ayudas fiscales y una serie de proyectos de ley para los pequeños empresarios.

“Hay miles de víctimas entre los emprendedores, que vieron en cosa de minutos cómo se destruía el esfuerzo de toda su vida, pero estoy convencido de que ellos y todos los chilenos sabremos demostrar el temple del que estamos hechos”, afirmó el mandatario.

Las movilizaciones comenzaron el 14 de octubre en Chile debido a un alza de 30 pesos (menos de un dólar) en el precio del pasaje del Metro de Santiago, que días más tarde fue anulada por Piñera.

Sebastián Piñera, presidente de Chile (centro)

© AP PHOTO / MARCELO SEGURAPiñera abole las rebajas de impuestos que beneficiaban a los más ricosSin embargo, las protestas no amainaron abarcando otros reclamos sociales y tomaron un cariz mucho más intenso, que incluyó incendios y destrucción de varias estaciones del Metro, y decenas de manifestaciones en diversos lugares del Chile con marchas y cacerolazos.

El Instituto Nacional de Derechos Humanos de Chile recibió denuncias de torturas, abusos de poder, golpes y detenciones de militares y policías a civiles.

Hasta el momento la lista oficial de fallecidos es de 23 muertos, cinco de los cuales perdieron la vida a manos de efectivos de las Fuerzas Armadas y Carabineros.

El apoyo ciudadano a Piñera cayó de 29 a 13% por su gestión durante la crisis, siendo la cifra más baja de un presidente registrada en una encuesta

Tomado de Sputnik

You might be interested in

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *