Descarta AMLO que reforma eléctrica choque con el T-MEC

Ciudad de México. La reforma eléctrica no contraviene al tratado comercial con Estados Unidos y Canadá (T-MEC), es para que tenga más ventajas comparativas, porque “lo que prevalece es un abuso, un robo de las empresas a la población y al erario; son condiciones que se crearon cuando el gobierno fue tomado por malhechores que modificaron la Constitución con visos de legalidad, es un acto de corrupción generalizada”, puntualizó hoy el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En su conferencia de prensa adujo que su propuesta de reforma constitucional en materia eléctrica “es para que se corrija todo eso que se hizo de manera facciosa.”

Ejemplificó la disparidad del servicio eléctrico, con el caso de la empresa de tiendas Oxxo, cuyos espacios pagan tarifas mínimas, incluso menores a las que pagan los hogares promedio.

“Los dueños de OXXO eran los que mandaban en México. Había un presidente, había diputados, senadores, pero había un grupo que dominaba, eran los que se creían dueños de México. Era la oligarquía, el grupo compacto, le llamó (Carlos) Salinas. Vivía colmada de atenciones y privilegios. Ellos mandaban y no pagaban impuestos a costa del sufrimiento de la mayoría de los mexicanos.”

El tabasqueño refirió que entorno a la reforma eléctrica del gobierno de Enrique Peña Nieto se torció la realidad, porque se dio pie a mentiras y luego el poder político-económico requirió de los “intelectuales, para luego convertir en teoría toda esa retacería de mentiras. Esa es la estructura de dominación que existía.”

De nueva cuenta señaló que no tiene nada en contra de los empresarios. No obstante puso sobre la mesa el caso de España -donde va avanzando el conservadurismo-, y se observa que ex funcionarios de los gobiernos de aquel país “son empleados de las empresas, terminan los presidentes trabajando en las grandes empresas por el billullo. ¡Trabajar en una empresa privada, imaginen si no hay conflicto de interés!”

Así repitió que su iniciativa es para salvar a la Comision Federal de Electricidad (CFE), que no se padezcan apagones, aumentos de tarifas y que no se afecte la economía popular.

Y de la cercanía entre políticos y empresarios sostuvo, se dio el engaño por mucho tiempo, “es hasta ofensivo porque ni siquiera son empresas mexicanas, son empresas extranjeras, es como una nueva conquista para saquear, esto lo permite el conservadurismo, porque ellos son cómplices corruptos.”

Así, para ilustrar en su conferencia desplegó una fotografía donde se observa a Claudio X González y dirigentes del PRI, PAN y PRD, “una vergüenza”, dijo y en su descargo: “la vida pública es más pública, se critica al presidente (él), aquí nadie es intocable. Esta foto es histórica, son lo mismo, defienden los mismos intereses”.

En torno a los ex trabajadores de la Compañía de Luz, dijo que su administración está pendiente de resolver -en la medida de sus posibilidades y opciones- las demandas laborales de éstos.

Y refirió que en su administración subyacen dos posturas respecto a la propiedad de la presa Necaxa: que se regrese el control de esas instalaciones a la CFE, y otra -por la que él se inclina-, y continúe operada por los ex electricistas.

You might be interested in

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *