Una empresa deberá pagar 5 millones de dólares a sus empleados por culpa de una coma

En 2014, repartidores demandaron más de 10 millones de dólares a Oakhurst Dairy, alegando que la empresa les debía pagar horas extra por la distribución de productos durante cuatro años. La demanda hacía referencia a la ley de pago de tiempo extra del estado que, según reza, no se aplica a “enlatado, procesamiento, conservación, congelación, secado, comercialización, almacenamiento, embalaje para envío o distribución” de alimentos.

El desacuerdo sugirió debido a la ausencia de la llamada coma de Oxford, o serial, antes de la conjunción ‘o’, con lo cual los conductores afirmaron que la exención se refería a la actividad del “embalaje para envío o distribución”, pero ellos no hacían ningún embalaje, sino que únicamente realizaban la distribución.

Un juez del circuito dictaminó que la falta de la coma causó confusión sobre si la distribución en sí misma estaba libre del pago de horas extras y falló a favor de los empleados. En 2017, la compañía presentó una apelación, pero al final las partes acordaron reducir la suma que se demandaba.

Según Mashable, el pasado mes de junio la legislación de Maine fue actualizada y todas las comas en la frase fueron reemplazadas por punto y coma. La ley desde entonces reza: “enlatado; procesamiento; conservación; congelación; secado; comercialización; almacenamiento; embalaje para envío; o distribución” de alimentos.

En esta versión de la ley, la distribución sí está exenta del pago de horas extras sin duda alguna, señala el medio.

You might be interested in

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *