EEUU pierde en su guerra con China y el efecto será masivo, según observatorio económico

Estados Unidos está perdiendo la guerra arancelaria que emprendió contra China, según el Observatorio Económico Latinoamericano (Obela). Ante una nueva ronda de incremento de aranceles al comercio entre ambos países ¿qué puede esperarse?

“Si pones aranceles, esperas que el déficit se cierre; pero eso no está pasando. EEUU no está cerrando su brecha con China, al menos de manera significativa”, afirmó a Sputnik el economista coordinador de Obela, Oscar Ugarteche.

A partir de la balanza comercial estadounidense con China, pudo saberse que la iniciativa del presidente de EEUU, Donald Trump, para gravar la importación de productos chinos ha aumentado su déficit comercial con el gigante asiático, según las cifras del año 2018.

“El crecimiento del Producto Bruto Interno de Estados Unidos ya es progresivamente más lento y desde el segundo trimestre de 2018 va en descenso. Su tasa de inversión cayó y no logran controlar su gran déficit comercial”, explicó Ugarteche, que también integra el Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En ese contexto, el panorama no tiende a mejorar ante el anuncio de un nuevo aumento de aranceles al comercio entre ambos países en dos momentos (uno fue el 1 de setiembre y el siguiente será el 15 de diciembre) que subirá la tasa al 15%.

¿Cuáles son las áreas productivas que Estados Unidos busca cerrar a China?

Para Ugarteche, esta guerra arancelaria tiene cuatro motivos esenciales:

  • La intención de quebrar la industria china de celulares, que se evidenció con la prohibición de comerciar chips con empresas chinas a Qualcomm y Broadcomm y con el veto de Google a licenciar Android a los productos marca Huawei; 
  • La voluntad de frenar el avance chino en la implementación de energías limpias. De acuerdo con Ugarteche, los tipos de productos que China no va a poder comprar de EEUU son convenientes para la fabricación de células fotovoltaicas y otras formas de energía que no sean a base de petróleo. “Esto podría impactar en la posibilidad de China de introducir energías limpias en el mundo, que es una de sus metas”, señaló. 
  • Las disputas en torno a la tecnología 5G y el campo de las telecomunicaciones. El economista coordinador de Obela observó que el desarrollo de la red 5G que hizo Huawei dejó “a las empresas estadounidenses colgadas del poste, sin haber terminado su tarea de colocar esta red en el mercado a un precio razonable”.
  • Finalmente, la guerra arancelaria tiene como objetivo neutralizar el avance de la industria automotriz de vehículos eléctricos que China lidera, un país en el que circulan al menos 2 millones de autos eléctricos producidos nacionalmente. “Son autos fabricados dentro de China, con tecnología china y por marcas chinas. Eso le quita competitividad a Estados Unidos”, señaló Ugarteche.
    A su juicio, la discusión de fondo es el cambio de matriz energética, que dejaría a EEUU fuera de competencia: “Estados Unidos exporta cada vez más gasolina refinada, al punto de que se ha convertido en uno de los motores de su economía”, argumentó. 

¿Cuáles son los impactos de la guerra arancelaria EEUU-China?

“Si subes los precios, el consumidor deja de comprar el producto. Eso va a traer una caída en la inversión, que ya se ve en Estados Unidos, pero se va a masificar”, anticipó Ugarteche. 

“Está incubando un problema muy serio, de eso no hay ninguna duda”, agregó.

Esto provoca el rezago de la introducción de tecnologías de punta en América del Norte, motivado en las diferencias de competitividad entre ambos países: “tienes por un lado, una economía asiática dinámica montada en tecnologías de punta y por otro lado, una economía estadounidense montada en tecnologías obsoletas”, analizó el economista.

“Estados Unidos se ha metido en una guerra con un jugador que subestimaron, pero en cada movida del ajedrez americano, China responde, se defiende, está preparada para la jugada”, concluyó. 

Please follow and like us:
error

You might be interested in

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *